Historia del Embalse de Benagéber... desde 1931




     El Embalse de Benagéber, enclavado en el río Turia y en el término municipal de Benagéber (Mancomunidad del Alto Turia, Comarca de los Serranos en Valencia), comenzó su historia en el año 1931, fecha en que se aprobó por la Dirección General de Obras Hidráulicas su construcción, el 5 de abril de 1932 el presidente de la República, Niceto Alcalá-Zamora inauguraba las obras con el nombre de Pantano de Blasco Ibáñez. Su construcción duraría hasta el año 1955 rebautizándose como Embalse del Generalísimo.
     Todo empezó con una detonación de barreno en la roca elegida para alzar la que, con sus 105 metros, sería la presa más alta de España fue el inicio de la obra. La puesta en marcha reunió a más 5.000 personas llegadas desde la Serranía y el Camp de Túria, entre las que se encontraban los 700 vecinos del pueblo que iba a desaparecer bajo las aguas.


El pueblo de Benagéber siendo ocupada por el agua del Embalse de Benagéber
La cabecera histórica de Levante-EMV retrataba así la escena del inicio de la infraestructura «más grande en volumen y en presupuesto» que se había hecho jamás en Valencia: «mientras los representantes de la huerta y de los pueblos beneficiados sonreían satisfechos, los vecinos y el acalde de Benagéber, lloraban de amargura». Entre los más felices, los sindicatos de regantes del Turia con el Tribunal de las Aguas a la cabeza, que en un manifiesto a los valencianos desde la portada de EMV atribuían el proyecto a la «eficacia» de su presión sobre el Gobierno. Una lucha que incluyó una visita del milenario tribunal a Madrid para convencer al ministro de Obras Públicas, Indalecio Prieto, de que apostase por Valencia, «siempre olvidada y postergada de beneficios y apoyo de los Gobiernos».

     Con ese argumento tan discutible y en ocasiones tan injusto de "un bien comun" se firmaba una sentencia a Benagéber para que cambiara su historia, y para que parte de esta historia quedará bajo más de 100 metros de agua.     Aunque la inauguración no tuvo lugar hasta 20 años más tarde, los vecinos tuvieron que abandonar sus casas que tiempo después quedaron cubiertas por el agua. «Antes de construirse el embalse en el pueblo éramos unas 450 personas...», explica Miguel Llovera, vecino del actual municipio Benagèber. Uno de los actualmente 206 censados en el pueblo.

El pueblo de Benagéber y el agua del Embalse de Benagéber
     Fueron tiempos muy duros, aquellos de hace más de 60 años, con los correspondientes criterios discutibles y discutidos, se crearon 3 núcleos de población alejados entre si: San Antonio de Benagéber, San Isidro de Benagéber y el pueblo nuevo de Benagéber situado en lo alto, cerca de la Aldea de Nieva. Familias enterasm vecinos y amigos quedaron separados para siempre entre estos tres nucleos de población de nueva creación.

     Todavía se puede hablar con personas, ahora mayores, que vivieron aquella dura experiencia que sin duda fué traumatica para la mayoria de Benageberos. Aproximadamente unas 75 familias se marcharon a San Antonio de Benagéber, 65 familias a San Isidro y 16 familias se quedaron a vivir en el nuevo Benagéber.

     Los carros tirados por caballeria y cargados, iban a los destinos eventuales en el poblado que se construia alrededor de las obras del embalse, un traslado triste de los restos de los antepasados en el cementerio viejo al nuevo pueblo, despedidas de familias completas que marchaban a destinos inciertos dejando atras toda una historia...




Gracias a ALTOTURIA, por estos videos grabados en YouTube



¿Quieres saber más?. Enlaces recomendados:

Escríbenos... (Ayudanos - mejorará la información...)

Los campos con '*' son obligatorios.
* Nombre
* Cuenta de correo - email
Tu Mensaje:
Captcha, Resuelve: